Guías de cuidado suculento

El cuidado adecuado de las plantas suculentas es extremadamente fácil con la educación adecuada. Son plantas formidables y prosperan en entornos que las hacen naturalmente de bajo mantenimiento. Es importante comprender su clima, los patrones de lluvia y la exposición al sol antes de elegir las suculentas adecuadas para su jardín u hogar. También debe preparar el paisaje, la maceta y el terrario para un buen drenaje utilizando el suelo adecuado. Para obtener una guía detallada sobre consejos de cuidados suculentos, haga clic en cualquiera de los siguientes temas que le proporcionamos a continuación. ¡Los clientes educados son clientes felices!

Cuidado suculento interior
Coloque suculentas en cualquier pieza de decoración del hogar, y se garantiza que robará el espectáculo. Con los colores únicos y las características que ofrece cada especie, las suculentas realmente mejoran todo. Para mantener una planta suculenta para interiores, hay algunos factores de cuidado importantes a considerar.

Cuidado suculento al aire libre
Los suculentos jardines al aire libre se están haciendo cargo. En lugar de las plantas tradicionales de alto mantenimiento que desperdician agua, muchas personas se están convirtiendo en plantas suculentas. ¡Para cuidar adecuadamente su jardín suculento, tenemos información útil para que usted y sus suculentas estén felices!

Cuidado del terrario
Los terrarios de las suculentas son amigables con el diseño. Debido a su forma de vidrio única y al hecho de que la luz se dobla, hay algunos consejos de cuidado específicos para terrarios.

Riego de suculentas
Regar las suculentas es muy diferente a regar las plantas tradicionales. Por un lado, las suculentas requieren un 90% menos de agua que otras plantas. Regar en exceso estas plantas es simplemente demasiado fácil de hacer.

El suelo adecuado para las suculentas
El suelo adecuado para las suculentas necesita drenarse extremadamente rápido. La humedad que queda en el suelo puede pudrir las raíces. La regla general es esperar hasta que el suelo esté seco antes de volver a regar.